El objeto volador que te puedes hacer con calderilla

By marzo 17, 2016dreamers

La realidad económica es hostil con los jóvenes. Aproximadamente, desde 1631. Por eso, se agradece que el ingenio sea capaz de ofrecer opciones para bolsillos desiertos. Hasta hace nada, uno podía tomarse un café por poco más de un euro, visitar gratis un museo londinense (el viaje y el alojamiento ya es otro cantar) o ir a leer a la Malvarrosa sin monedas en la cartera, que de momento, la playa tampoco es de pago.

 


 

Si querías hacerte un dron para, digamos, atacar a la Estrella de la Muerte, el presupuesto subía un poco. Hasta que llegó el Atropos de David Meléndez y se sacó un cuadricóptero (insiste en que se le llame así) cuyo coste tiende a cero. Esta es su receta en siete pasos.

 

1_ Conviene no tener un chavo. La escasez agudiza el ingenio y, si no vas sobrado y quieres montarte un cuadricóptero, cualquier incentivo es bienvenido.
2_ Busca madera. El chasis del artefacto está hecho de este material. El carpintero de tu barrio te regalará sus sobras.
3_ Búscate una Fonera 2201, un punto de acceso wifi de hace más de un lustro que deberías encontrar por menos de 30 euros.
4_ Modifica el software de esa Fonera con una versión de GNU/Linux OpenWRT. Esto te permitirá controlar el bicho mediante una interfaz web. Vamos, desde el navegador. ¡Y por wifi!
5_ Crea una interfaz en HTML5 (nada que no se pueda hacer con un poco de ayuda) para poder pilotar tu Atropos.
6_ Equipa la nave con una serie de sensores de nombres extraños pero funcionalidades muy adecuadas que actúan de ‘intermediarios’ entre la interfaz de control y el propio objeto volador.
7_ Ataca a la Estrella de la Muerte y que la fuerza te acompañe.

ilustración1

 

Comentar

Comparte con tus amigos










Enviar